Quetzalcóatl,el instructor,era venerado en la Isla de Sacrificios

Quetzalcóatl,el instructor,era venerado en la Isla de Sacrificios

214
0
SHARE
Quetzalcóatl,el instructor,era venerado en la Isla de Sacrificios

Por JOSÉ TORRES VERDEJO (Capítulo I).-Quetzalcóatl,el ilustre instructor,era venerado virtuosamente con sacrificios de indígenas en la Isla de Chalchihuitlapazco o Isla de Sacrificios,frente a lo que es ahora el puerto de Veracruz,en México.

Quetzalcóatl,el instructor,era venerado en la Isla de Sacrificios

Un año antes  de pisar Hernán Cortés la sombría costa de Chalchicuehyecan,hoy Veracruz,Juan de Grijalva había “descubierto” la Isla de Chalchihuitlapazco,donde halló entes humanos recién sacrificados  con pedernal  en la pirámide principal.

Los sacrificios humanos se realizaban con el propósito ritualista de honrar e idolatrar a Quetzalcóatl,en su versión de Ehécatl,Dios del Viento,el que trajo la sabiduría  y erigió la cultura en la rica y vibrátil Mesoamérica.

Según el crónista  y colonizador Oviedo Valdéz,fue el 18 de junio de 1518 cuando el capitán general Juan de Grijalba,así como una élite militar de las cuatro naves “saltaron a tierra  y fueron por un camino  entre arboledas de frutales  y vieron algunos edificios de piedra antigua y casi en la mitad de la isla estaba un edificio algo alto,al cual subieron por una escalera de piedra”.

Además,Fernández de Oviedo relata con emoción que vieron muchos cadáveres  humanos en ese pequeño islote de forma ovalada:

…” Se lo comían a aquellos sacrificados que eran de otros indios,con quien tenían guerra,y por eso el capitán general mandó que se llamase la Isla de los Sacrificios”.

También el crónista y soldado ibero Bernal Díaz del Castillo narró con crudeza  los hechos  que se desarrollaron en la isla de Chachihuitlapazco:

“… y hallamos dos casas hechas de cal y canto  bien labradas ,y en cada casa  y unas gradas por donde  subían a unos como altares ,y en aquellos altares  tenían unos ídolos de malas figuras,que eran sus dioses …”

Sigue relatando emotivamente Bernal Díaz del Castillo:

“…y ahí hallamos  sacrificados de aquella noche  indios y estaban abiertos  de sus pechos y cortados los brazos,y en las paredes de la casa llenas de sangre …”

En ese contexto histórico,numerosos documentos  de la conquista  narran como  Juan de Grijalva y su tétrico ejército  profanaron y saquearon  los sepulcros indígenas  en la Isla de los Sacrificios,de donde se llevaron recipientes  de alabastro y jade,incluso una pléyade de joyas de oro.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY